Llantas Run Flat

 

Las llantas run flat son llantas reforzadas que pueden seguir rodando aunque la presión de aire dentro de la misma caiga a cero. Esto se logra gracias a la estructura reforzada que lleva en su interior, principalmente en las paredes laterales.

Yokohama cuenta con una linea propia de llantas run flat denominada Z.P.S por sus siglas en inglés Zero Presure System. Esta linea de neumáticos autosostenidos ha sido diseñada y fabricada para ofrecer maniobrabilidad, seguridad, confort y rendimiento, así como la capacidad de marcha a presión cero.

 

 

Estructura Reforzada de una Llanta Run Flat Yokohama

 

yokohama llantas runflat

 

Como podemos observar en la imagen superior, las llantas run flat de Yokohama llevan en su interior un refuerzo en la pared lateral de la llanta, la cual se encarga de soportar el peso del vehículo en caso de pérdida total de la presión del aire.

 

 

Comparación entre una Llanta Run Flat y una Llanta Normal

 

llanta yokohama run flat

 

En esta imagen podemos comparar en comportamiento a baja presión entre una llanta normal y una llanta run flat. A la izquierda podemos ver el interior de una llanta normal la cual, a presión cero, se deforma totalmente y el peso del vehículo queda soportado por el aro. En cambio a la derecha podemos ver el interior de una llanta run flat la cual, a presión cero, se deforma un poco pero el peso del vehículo queda soportado por el refuerzo de la pared lateral, permitiendo continuar la marcha por un periodo limitado hasta llegar a una estación de servicio.

 

 

Beneficios de las Llantas Run Flat

 

  • Mayor seguridad: Los neumáticos run flat permiten que el vehículo recorra cierta distancia a una velocidad especificada después de haberse perdido por completo la presión de aire (hasta 80 km/h para recorrer un máximo de 80 km). Por lo tanto, es posible seguir conduciendo con seguridad sin que la maniobrabilidad se vea comprometida, aunque los neumáticos estén totalmente desinflados.

  • Tranquilidad en caso de emergencia: Con los neumáticos totalmente desinflados, es posible conducir hasta un lugar seguro para cambiarlos.

  • Más espacio libre: No hace falta llevar una llanta de repuesto, lo que deja más espacio libre y reduce el peso total del vehículo. Esto contribuye al rendimiento ecológico del vehículo, especialmente en términos de conservación de los recursos y aumento de la eficiencia en el consumo de combustible.

 

 

Nota importante:

El vehículo debe estar equipado con un sistema de monitoreo de presión de neumáticos el cual avise al conductor cuando se produzca una pérdida de presión de aire. Cuando el sistema de monitoreo indique que la presión de aire ha bajado, no supere la velocidad de 80 km/h y no recorra más de 80 km. No infle ni intente reparar el neumático después de que haya perdido aire.

 

Compra tus llantas Runflat ingresando Aquí